Biografia

Picasso es, sin duda, uno de los artistas más prolíficos y conocidos del mundo. Su influencia ha marcado todo el siglo XX y, hoy en día, algunos de sus cuadros siguen siendo considerados como vanguardistas. En esta página veremos la biografía corta de Pablo Picasso y sus principales etapas  como artista.

Pablo Diego José Ruiz Picasso, el creador del cubismo, nació en Málaga (España), el 25 de octubre de 1881. Fue el primer hijo del matrimonio entre María Picasso López y José Ruiz Blasco. Su padre era pintor, profesor de la Escuela de Bellas Artes de San Telmo (Málaga) y conservador del Museo Municipal de la misma ciudad.

Por cuestiones profesionales del padre, la familia se trasladó a la Coruña y luego a Barcelona, donde con 14 años, Picasso logra matricularse en la Escuela de Bellas Artes (“La Llotja”). En octubre de 1897 entra en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando (Madrid).

En 1897, el joven Picasso de tan solo 16 años, pinta Ciencia y caridad, obra que, ese mismo año, obtendría una Mención Honorífica en la Exposición General de Bellas Artes de Madrid y, más tarde, la Medalla de Oro de la Exposición Provincial de Málaga.

En 1900, una de sus obras es seleccionada para ser expuesta en la Exposición Universal de París.

Sus Etapas y obras más representativas

A su llegada a París en el año 1900, acompañado de su buen amigo, el pintor Carles Casagemas, y bajo la influencia de Van Gogh, Toulouse-Lautrec y Gauguin, Picasso inicia su “Etapa Cabaret”. Su obra muestra escenas populares y la vida nocturna de la capital francesa (escenas de cafés, de teatro, «music-halls», ambientes de cabaret), con una paleta de colores densos y cálidos. Se ven claras influencias de Toulouse-Lautrec, que también pintaba cuadros con la temática de cabarets y la vida nocturna.

En 1901, tras el trágico suicidio de su amigo Carles Casagemas que le dejará con un ánimo deprimido inicia su “Periodo Azul”, con cuadros de carácter social (mendigos, marginados…)  en los que predominan los “colores fríos” de tono azul con un transfondo influido por su depresión. 

Entre 1905 y 1906, Picasso parece superar esa etapa depresiva de su vida, viéndo en su paleta, que comienza a decantarse por colores más vivos destacando los tonos rosados y rojizos (Periodo Rosa) y con una temática más alegre que se centra en escenas de circo y arlequines.

Entre 1906 y 1908, la pintura de Picasso inicia un proceso de simplificación tras la influencia del arte africano. Mediante un tratamiento de las formas basado en planos angulares, sin fondo ni perspectiva, y un predominio de colores ocres y rojos que anuncian su periodo más conocido: el cubismo. Una de las obras más significativa de este periodo es su primera obra que recoge toques de esta etapa “Las señoritas de Avignon”.

Desde 1909 a 1915, junto con el pintor Georges Braque, Picasso desarrolla el “cubismo”. Las obras se estructuran en base a formas geométricas destacando los cubos.

En 1918, Pablo Picasso se casa con la bailarina rusa Olga Kokloba, a la que conoció en 1917, cuando el pintor se encargaba del diseño de los vestuarios para la Compañía de los Ballets Rusos de Serguei Diáguilev. Entre 1917 y 1927, sin abandonar el cubismo, las pinturas de Picasso se dejan influenciar por el clasicismo de Ingres, dando lugar a lo que se conoce como “Periodo neoclásico” del artista. 

Si bien Picasso nunca llegó a formar parte del grupo surrealista, a partir de 1925, influido por los escritos de André Bretón y por las obras de Yves Tanguy y Miró, lleva a cabo una serie de pinturas en las que la distorsión y metamorfosis de las formas, darán lugar a su “Periodo Surrealista” (1925-1935).

En el verano de 1935, Picasso se separa de Olga Khokhlova, a pesar de no divorciarse de ella.

El drama, dolor y angustia de la Guerra Civil Española y la segunda Guerra Mundial marcó muy fuertemente la obra de Picasso, dando lugar a una etapa de madurez con tintes expresionistas, que encuentra su máxima expresión en su obra más conocida “El Guernica” (1937).

En 1944, el artista se afilia al Partido Comunista francés. En 1947 se traslada a Vallauris, donde comienza a desarrollar obras en el campo de la cerámica (taller Madoura), la escultura (en esta ciudad acaba “El hombre del cordero”) y el grabado. Pinta también varios murales: “La guerra y la paz” (1952),” Massacre en Corea” (1951) y ” La Baignade” (1957). Es en esta ciudad  donde nacieron sus hijos Claude (1947) y Paloma (1949). Picasso había conocido a la madre de sus hijos, Françoise Gilot, cuando tenía 62 años y ella 23.

La última pareja sentimental de Pablo Picasso y los “clásicos”

En mayo de 1955, Picasso se instala, con la que sería su segunda esposa, Jacqueline Rocque en la villa La California, en Cannes. El matrimonio se celebra  el 2 de marzo de 1961. En los 18 años que convivieron, el artista llegaría a realizar alrededor de 400 retratos de Jacqueline.

En la época en la que comienza a convivir con Jacqueline, Picasso, lleva a cabo un conjunto de pinturas  inspiradas en las obras de los grandes artistas del pasado (Velázquez, Delacroix, David…). La más relevantes de ellas es “Las meninas”, una serie compuesta por 58 cuadros que pintó en 1957 y en las que profundiza y recrea el famoso cuadro de Velázquez desde diferentes puntos de vista.

Entre 1967 y los primeros meses de 1973  desarrolla un conjunto de obras, probablemente el más desconocido y menos valorado del artista. Crea una serie de 347 grabados en los que retorna a temas ya tratados por el artista: escenas de circo, corridas de toros, escenas eróticas, personajes mitológicos y renacentistas.

En enero de 1970 el Museo Picasso de Barcelona, recibe la donación familiar de obras de Picasso.

En 1971, el Museo del Louvre (París) dedica al artista  una retrospectiva con motivo de su  90 cumpleaños, siendo el único pintor vivo cuya obra se veía expuesta en el museo parisino.

El día 8 de abril de 1973, a los 92 años de edad, Pablo Picasso fallece en su casa de Mougins (Francia), debido a un edema pulmonar y tras sufrir un infarto. Dos días después es enterrado en el castillo de Vauvenargues.